MIGUEL RODEZ. IMAGINANDO LA LIBERACIÓN

Miguel Rodez Proyectos de Arte , 

de marzo a mayo de 2014 en Bird Art District. Par citas: arteduro@aol.com

Las cadenas se unen con la rigidez de la misericordia. Sin embargo, el trabajo del artista Miguel Rodez propone que la voluntad indomable del espíritu es lo suficientemente potente como para romper el más fuerte de los eslabones. En su opinión, el cree que las cadenas aluden sólo al dolor, a la limitación y al sufrimiento y no subestima el poder de los sueños y las aspiraciones. El artista ve las cadenas rotas como un vehículo que sirve para expresar el triunfo del espíritu sobre los límites de una realidad en la que nosotros, como individuos y sin saberlo, nos atrapa a nosotros mismos en compromisos que nos impiden alcanzar nuestro potencial.

En su serie, “Imagina la Liberación “, Rodez profundiza en la lucha por la supervivencia en las restricciones de un mundo a menudo implacable. A pesar de los dispositivos como la perspectiva, la tonalidad  y los  empleados en su otro trabajo, las pinturas que forman su colección de cadenas rotas son hechas de tal manera que el espectador insta a preguntarse si, estas formas, son una especie de organismos vivos donde ellos mismos van en busca de su liberación.

Las pinturas están hechas con ricas texturas que sirven como base para una gama inesperada de combinaciones metálicas en el color. Sus atmósferas de otros mundos son deliberadamente quijotescas, incluso la superficie de algunas de las piezas que se deconstruyen en varios elementos. Visualmente , se destaca el énfasis de que esas visiones no son reales, ya que son el producto de la mente de alguien que se siente atrapado y prevé el momento en que los eslabones se rompan y se logre la libertad.

En lugar de la fortaleza que se espera de ellas , los vínculos encadenados de Rodez flotan en el mundo ingrávido de la imaginación e incitan al espectador a preguntarse acerca de las circunstancias que generaron tales imágenes. Estas pinturas de infintios eslabones son un estudio psicológico y visual. Son estos…¿soñadores atrapados en un mal matrimonio, en un conflicto espiritual, en un confinamiento físico o en alguna crisis de identidad sexual? Cada espectador podrá aportar una perspectiva diferente para responder a estas preguntas a su satisfacción. El trabajo de Miguel Rodez no hace referencia a ninguna persona en particular, espacio o evento para resolver estos problemas. Pero sí lo provoca a uno pensar acerca de una lucha interna en que, al final, hubiera libertad…En fin, algo que nos da esperanza.

Ensayo proveniente de la galería en su comunicado de prensa.

Leave a Reply