MAÑANA ES UNA PALABRA. Puesta en escena Eddy Diaz Souza. Autor Nora Diaz

Artefactus, Mañana es una palabra

Autor. Nora Diaz. Libreto y Puesta en escena Eddy Diaz Souza . Reparto Belkis Proenza ( Antonia Palacios), Marcia Arencibia (Natalia Concepción) Jorge Ovies (Higinio Suarez) Angelo Jamaica (Enrique Piña). Musicalizaciòn Nelson Jimènez. Coreografìa . Belkis Proenza. Fotografía.Julio de la Nuez. Producción. Carlos Arteaga. Teatro Artefactus Cultural Project. Viernes y Sábado 8.30pm. Domingo 6.pm

El entierro de la gran dama cubana de la radio, la española María Valero aparece en pantalla. Miles de apesadumbrados habaneros siguen el cortejo. A continuación, en una emisora por allá los años 40 el creador de efectos de sonido, Enrique Piña, habla sobre el funeral mientras recibe a una bolerista Natalia del Prado:“Perdone yo soy una mujer de pocas palabras”.Higinio Suárez, la “voz masculina joven” de la telenovela radial entra después: “Tengo apenas cuarenta años señora” dice con sorna el viejito mientras se presenta a la cantante. Por último “la diva” Antonia Palacios la actriz radial que junto a Higinio dialoga el monodrama por el micrófono de Mañana es una palabra. Una mujer que provocará…Bueno mejor que se lo pregunten a Natalia Concepción lo que va a suceder. En el fondo, va a permitir una narrativa paralela a lo que las va a enfrentar .

LLena de lirismo cómico, la obra intenta con naturalidad abordar la nostalgia desde un aparente humor de tono negro la Cuba pre-revolucionaria. Parece que la ubique con el mismo bicolor de la cebras. Una Cuba que se encontraba al finalizar la II Guerra Mundial en un momento álgido. Una época donde el medio radiofónico acompaña a la población en cada momento. La radio es el mejor antídoto contra la soledad allí donde estés.

“Mañana es una palabra de Nora Badia, es una de los peores textos de la dramaturgia cubana de todos los tiempos”. Así arranca el flyer comercial editado por la compañía. Conclusión: felicidades.  Pienso que mejor márketing para esta excelentemente dirigida comedia de enredos… no podría existir. ¿Cómo resuelve un director un dilema como éste? . Muy sencillo poniendo como co-protagonista textos de la  propia “obra mala”. Y creando un libreto-gestual paralelo donde, la verdadera estrella, es la dramaturgia interpretativa de todo su elenco, los silencios desde el humor más creativo, una coreografía con lenguaje propio y bien estudiada. Y una manera más que original para abordar el set de un programa emitido desde las ondas. El verdadero valor de esta pieza radica en la manera de conceptualizar la obra y llevarla a cabo siendo fiel a un género

Y ahora permítanme que me desahogue: hacía tiempo que no reía tanto -…y tan a gusto- con una comedia que yo calfifico de modélica en su puesta en escena. Así se hace una buena comedia Eddy… así.

Nagari

Leave a Reply