LION. Un largo camino a casa. Un film de Garth Davis.

Título Original:  Lion

Año: 2016.

País: Australia

Director: Garth Davis

Guion: Luke Davies (Novela de Saroo Brierley)

Fotografía: Greig Fraser

Música: Volker Bertelmann, Dustin O’Halloeran

Reparto: Dev Patel, Sunny Pawar, Nicole Kidman, Rooney Mara, Davis Wenham, Nawazuddin Siddiqui, Tannishtha Chatterjee, Deepti Naval, Priyanka Bose, Divian Ladwa.

 

Sinopsis:

Saroo Brierley es un niño que con tan sólo cinco años se perdió en las calles de Calcuta, a varios kilómetros de casa. Tras un largo viaje acabó siendo adoptado por una pareja australiana. Veinticinco años después, con la única ayuda de Google Earth, Saroo intentará encontrar a su familia biológica. (FILMAFFINITY)

 

Basada en un caso de la vida real, Lion es un film cuya realización trasciende el tema anecdótico y melodramático que a veces contienen los films que cuentan historias reales. Hay muchos puntos a tratar en este film, no en vano fue nominada al Oscar como mejor película. Es difícil que un film supere a la novela, sin embargo, este film creo que tuvo un buen trabajo de guion, simple y sin pretensiones con una adaptación que se cuidó al detalle. Los flashbacks presentes a lo largo de este film explican a veces sin muchas palabras el pasado de Saroo de una manera clara, son los recuerdos de este personaje, en muchos casos a manera de imágenes oníricas que le agregan un sentido al film. Estos recuerdos por momentos contrastan con el presente, pero en algunos casos el paso de una realidad a la otra está hecha muy sutilmente, casi, casi a manera de fade in. Otro de los aciertos de este film es el casting, algunas veces nos hemos sentido estremecidos por una memorable actuación infantil, como fue el caso de “Toto” en Cinema Paradiso interpretado por Salvatore Cascio ; en el caso de Lion el papel del Saroo niño lo encarnó Sunny Pawar, dice el director del film, Garth Davis, que durante muchos meses hicieron casting a miles de niños en India, sin obtener resultados, luego se plantearon hacer una especie de taller de actuación o “workshop” y allí apareció Sunny Pawar y fue como haber encontrado una aguja en un pajar, según las propias palabras del director del film. El pequeño actor logra una caracterización de una naturalidad que eriza la piel, este pequeño y tierno Saroo hace más creíble el drama de su vida con tan esplendida actuación; otra acierto del casting es la presencia de Nicole Kidman, le da cierto prestigio a la película, encarnando a la madre adoptiva de Saroo y por supuesto la actuación de Dev Patel, el cual film tras film se va superando y pasando a convertirse en un actor  versátil , que interioriza y exterioriza su personaje de una manera asombrosa. El film está dividido en estas dos etapas de la vida de Saroo y el peso de este recae en estos dos actores masculinos, a los que ni por un segundo les queda grande tal responsabilidad, por supuesto sin dejar de lado el magnífico trabajo del director Garth Davis.

La película también se destaca por tener una personalidad sencilla pero encantadora y esto se puede apreciar a través de su música, la cual fue nominada a mejor banda sonora en los premios Oscar. Esta estuvo a cargo de Volker Bertelmann, compositor y músico alemán y Dustin O’Halloeran, compositor y músico estadounidense. Algunas piezas abiertamente hindúes, otras más sutiles con toques orientales, encajadas en diferentes momentos del film, más que en un papel de acompañante, la música hace un papel connotador que ayuda al significado escénico; sin duda una rica banda sonora que obtuvo muchos elogios, bien merecidos.

La fotografía es otro de los puntos favorables de la película que cabe destacar, la belleza de los paisajes en la India y en Australia nos dejan por momentos sin palabras, esta estuvo a cargo de Greig Fraser, que cuenta con un prestigio en el mundo del arte.

Hay muchas escenas que destacan por su belleza y significado, pero nombraré dos del final. La escena del regreso a casa donde se ve a Saroo adulto y por momentos de niño nos toca profundamente como espectadores, el pequeño parece guiar al adulto en su trayecto donde se encontrará con su pasado y la escena final del film, en los rieles del tren, expresa en imágenes, el encuentro de Saroo, consigo mismo, con sus raíces y de alguna manera deja descansar su pasado – en la imagen de su hermano-  y la idea de lo que pudo ser y que por causas del destino no fue.

Un detalle interesante fue el dejar para el final, el por qué del nombre del film, El nombre que había estado mal pronunciado y que en realidad en el idioma del muchacho significaba León, un nombre algo premonitorio para alguien que lucha contra viento y marea por saber quién era y que es lo que fue de sus familiares.

Este recomendable film puede disfrutarlo a través de Amazon.

© All rights reserved Dotty Vásquez Mantero

Dotty Vásquez Mantero nace en Lima, Perú en 1967. Estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Lima y fue profesora de Lenguaje Cinematográfico y Guión. En la actualidad ejerce como formadora, periodista y escritora de literatura infantil en la ciudad de Miami.

Dottyvasquez@gmail.com

Leave a Reply