LADRON DE BICICLETAS. La desesperada búsqueda de la dignidad. Un film de Vittorio De Sica.

Publicado el

Título Original: Ladri di Biciclette

Año: 1946

País: Italia

Director: Vittorio De Sica

Guion: Cesare Zavattini, Vittorio De Sica, Gherardo Gherardi, Suso Cecchi D’Amico, Oreste Biancoli, Adolfo Franci, Gerardo Guerrieri (Novela: Luigi Bartolini)

Música: Alessandro Cicognini

Fotografía: Carlo Montuori (B&W)

Reparto: Lamberto Maggiorani, Enzo Staiola, Lianella Carell, Gino Saltamerenda, Vittorio Antonucci, Giulio Chiari, Fausto Guerzoni, Elena Altieri.

Producción: Produzione De Sica (PDS)

Género: Drama / Neorrealismo

 

En la Roma de la posguerra, Antonio, un obrero en paro, consigue un sencillo trabajo pegando carteles a condición de que posea una bicicleta. De ese modo, a duras penas consigue comprarse una, pero en su primer día de trabajo se la roban. Es así como comienza toda la aventura de Antonio junto con su hijo Bruno por recuperar su bicicleta mientras su esposa María espera en casa junto con su otro hijo. (FILMAFFINITY)

 

Años después de haber visto “Ladrón de Bicicletas” de Vittorio De Sica por primera vez, me vuelvo a deleitar con su mensaje claro, con esa lucidez de su fotografía, de sus escenas, de su lenguaje y de su fondo.

El cine cambia todo el tiempo y cada film se analiza de acuerdo al contexto y época en el que fue creado, lo cual no es lo mismo, aunque al decir contexto y época pueda sonar redundante. El contexto es el que se presenta dentro del film, el cual puede estar ambientado en el siglo pasado, en la actualidad o tal vez en el futuro y la época en que se hizo tiene que ver con la coyuntura en la que se realizó, toda una gama coyuntural puede estar tras de una película, desde lo que se estaba viviendo en el mundo en ese momento, en el país de procedencia, la tecnología existente en aquella coyuntura, etc. Todo influye en el contenido de un film.  Si no consideramos el film que vemos bajo estos aspectos, sobre todo si se trata de cine clásico puede que no lo apreciemos en toda su dimensión, y hasta nos llegue a parecer un film extraño, carente de calidad y hasta carente de significado. Esto también puede pasar con este magistral film, si no se tienen en cuenta estas consideraciones.

Ladrón de bicicletas es un film italiano que marcó época, algunos lo colocan entre los mejores films de todos los tiempos, para mi volverlo a ver me reafirmó su valor.

Este film cuenta una historia que pasa en dos días, pero el noventa por ciento del film se centra en el segundo día, es un film con una simple historia, sin embargo, es una obra maestra por la manera como está narrada. Este es un film de post guerra, uno de los más valiosos representantes del Neorrealismo italiano.

La historia encarnada por Antonio Ricci, un hombre que hace lo imposible por conseguir una bicicleta para poder trabajar en un simple empleo que la requiere y así llevar el pan a su mesa. Este papel lo interpretó estupendamente Lamberto Maggiorani, un actor no profesional, cosa que caracteriza al Neorrealismo, así como el concepto de usar la improvisación como una forma de explicar la realidad, de ahí exactamente parte la idea de usar un actor no profesional. El contexto muestra a la Italia de la post guerra, la falta de empleo, la pobreza, el hambre, los sistemas de empeño y de ventas clandestinas que se crean a partir de la situación generada por la misma guerra, todos sistemas nuevos, oportunistas, caóticos, con una organización huérfana de coherencia y de ética.

El ritmo del film es diferente, todo ocurre ahí, en frente nuestro y su retórica presenta un drástico cambio de ruta respecto a los contenidos que se venían ofreciendo en el cine, ese cambio fue un trabajo difícil y no inmediato, pero se logró destronar a la burguesía de esta retórica tornándose directa, sin analgésicos, en carne viva. Una nueva retorica social.

Ladrón de Bicicletas, nos humaniza, nos lleva por los caminos por los que transitan seres humanos casi sin esperanza, angustiados, con niños que se volvieron adultos por las circunstancias y de una sola vez, nos hace parte del contexto y nos lleva sin darnos un respiro y tirados por la solapa a ser parte de la búsqueda desesperada de una bicicleta mientras vamos chocándonos de frente y sin miedo con una cruda y triste realidad.

Puede pasar que al leer las sinopsis de películas de esta época no nos sintamos invitados a verlas, esto por la simpleza de sus temas, que efectivamente son simples y algunos sumamente trágicos, pero no por ello carentes de realidad y sobre todo de un gran valor por la manera como fueron contados y por el lenguaje cinematográficos que se usó de acuerdo su época.

Volviendo al punto que mencioné al inicio de esta reseña, el contexto y la época son aspectos importantes en la realización de un film, pero creo que pocas veces se fusionaron tanto y han sido tan necesarios como con el Neorrealismo. La situación en Italia era tal cual se muestra en estas películas de bajo presupuesto, con actores no profesionales, pero con el mismo arte y estilo propio que cualquier expresión artística digna de respetarse; su tono herido y de protesta clama por un cine que dé a conocer al mundo el momento que Italia vivía, herida, castigada y doliente, víctima de la post guerra y de su error.

Este film puede rentarlo en Amazon.

© All rights reserved Dotty Vásquez Mantero

Dotty Vásquez Mantero nace en Lima, Perú en 1967. Estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Lima y fue profesora de Lenguaje Cinematográfico y Guión. En la actualidad ejerce como formadora, periodista y escritora de literatura infantil en la ciudad de Miami.

Dottyvasquez@gmail.com

Leave a Reply

Translate »