LA PASIÓN POR EL TELAR Y EL RESCATE DE LO AUTÓCTONO. Obra de Angélica Del Sante

Publicado el

Desde hace 10 años que el telar es mi pasión. Siento que su trabajo se parece mucho a cómo uno va hilando su propia vida, eligiendo distintas alternativas, colores y materiales, siempre teniendo claro qué es lo que quiero interpretar con él.

Al momento de elegir qué telar usar, no tuve dudas que tenía que ser el telar María, típico telar chileno. Es que con mi trabajo lo que me interesa es rescatar nuestra cultura y nuestros orígenes, utilizando materiales autóctonos. Nunca vas a encontrar un telar igual al otro y esto es porque la cultura latinoamericana es muy diversa y eso es justamente lo que intento representar. Eso sí, hay un color que siempre va a estar presente en mis obras: el café.

Los materiales que uso deben convencerme, deben dar ganas de tocarlos y plasmarlos. Por eso uso en su mayoría productos autóctonos: lanas de llamas, guanaco, baby llama u oveja. Y produzco los distintos colores yo misma – con tinturas químicas o usando jugos de vegetales como zanahoria y betarraga- pensando en los paisajes de Chile.

Cuando quiero representar alguna zona del país, para el norte uso tonalidades tierra, haciendo patente lo árido del paisaje. Para el sur del país, con su vegetación frondosa y su eterna lluvia, trato de usar colores más intensos.

¿Qué me interesa transmitir con mi obra? Quiero que vean color, textura y movimiento, que vean obras orgánicas, con vida y que además, me interpreten a mí como artista.

El espíritu multifacético y cosmopolita de Angélica Del Sante queda de manifiesto al revisar su elocuente biografía y el vía crucis de su proceso creativo en pintura, grabado, estampado y fotografía, entre otras áreas.

Con sus   hermosos telares alcanzó   notoriedad local, pero antes, su apuesta –que integra tintes vanguardistas y un rescate de lo autóctono – ya había despertado interés en otras latitudes.

Por  algo, en plazas  artísticas fundamentales, como  Nueva  York, Barcelona, Madrid, Portugal, Italia, ha  sido elogiada por  la  crítica  especializada.

Su curriculum tiene un interesante y potente recorrido: ha participado en la Trienal de Madrid de textil, feria Jacob Kavits Convention center New York, le entrega sus piezas a la galería de National Geographic   de los cruceros, participó en la exposición Iberica en Guimaraes Portugal, estas son solo algunas de sus exposiciones.

Vivió 10 años en Barcelona, en donde dos de ellos vivió en la emblemática casa Mila de Gaudi.

En Barcelona aprovechó para complementar sus estudios de arte con la elaboración de los telares, allí estudió arte textil en la conocida escuela de arte llamada Escuela Massana.

Leave a Reply

Translate »