LA CIUDAD INVISIBLE. Zingonia Zingone

I.

 

Tiene algo de nómada

mi residencia fija

 

en el timbre una letra

indica mi existencia

insinúa

mi permanecer visible

 

en la ciudad eterna.

 

Viento compañero alza

las velas de mi carpa

vela de arena

mi errático deambular

y borra mi callejuela

del mapa de la ciudad.

 

Teje

itinerarios antojadizos

por las sendas

de la esperanza y del olvido.

 

Es allí donde vivo

a diario

sin timbres ni nombres

entro y salgo de casas

olores   voces   tragos

me pierdo y regreso

a la única residencia

fija

 

la ciudad invisible.

 

 

II.

 

Nunca tú

has entrado en mi ciudad.

 

Observas el mundo

sin definir los horizontes

dejas que el viento

sacuda

las tribulaciones de tu infancia.

 

La arena cubre huellas

forma garabatos

en la playa

de tus vivencias.

 

Las olas

remolino del vientre

sofocan al hijo débil

 

pero el hombre redivivo

surca las olas

 

y aunque tú no lo comprendas

 

a diario lo vigilo

desde una ventana

de un edificio invisible

de esta ciudad.

(Del poemario El Equilibrista del Olvido).

Zingonia ZingoneZingonia Zingone. Poeta, narradora y traductora. Creció entre Italia y Costa Rica, y es licenciada en Economía. Vive en Roma. Ha publicado cuatro poemarios en castellano, dos de los cuales han sido traducidos y editados en Italia. Su libro Equilibrista del olvido / L’equilibrista dell’oblio (Editorial Germinal, 2012; Raffaelli Editore, 2011), ha sido traducido al inglés The Acrobat of Oblivion (Poetrywala, 2011) y al kannada  (Aharnishi Prakashana, 2012). Su último libro Los Naufragios del desierto (Vaso Roto Ediciones, 2013) se compone de tres cuentos escritos en versos. Obras traducidas al español: Alarma de Virus (Ediciones Espiral, 2012), del poeta marathi Hemant Divate y La Cruz es un camino (Edizioni della Meridiana, 2013) del italiano Daniele Mencarelli.

Leave a Reply