LA CITA.  Autora. Andrea Doimeadios. Director. Osvaldo Doimeadios. Teatro  Bertolt Brecht, La Habana

Publicado el

Autora. Andrea Doimeadios. Director. Osvaldo Doimeadios. Elenco. Andrea Doimeadios y Venecia Feria. Producción Rafael Fresnedo . Escenografía. Guillermo Ramírez . Vestuario. Celia Ledón. Banda Sonora. Liván Marrero. Sonido. Pedro Aránega. Luces. Roberto González . Cartel. Raupa. Maquillaje y Peluquería José Alberto Bouigue. Fotos. Jorge Villa.

Vayamos por partes…que si no me equivoco hay siete.

La crónica

Me acerqué al teatro Trianon en el Vedado. Allí estaba entre mohíno y aturdido Carlos Díaz, el coordinador y fundador de Teatro El Público. ¿La razón? Las funciones estaban suspendidas por rotura del aire acondicionado. La obra Harry Potter, se acabó la magia  dejaba de tenerla. A continuación la pregunta obligada . “¿Qué me recomiendas?…el viernes regreso a Miami”. Respuesta. “La Cita, en el Bertolt Brecht hoy a las 7pm…acabas de darle la mano hace unos segundos a su creador. Él es Osvaldo Doimeadios su hija, la autora.

La obra según Martha Luisa Hernández Cadenas

En la presentación del folleto Martha Luisa dice: “ …Un guachineo alhambresco e intertextual con tintas de folklore y lengua cotidiana, si la frase no suena demasiado ininteligible asúmanla como el estribillo de un rap inconcluso”

Las partes

 

No me atrevería a decir que hay siete partes, pero sí siete obras inclusivas en un mismo todo. Siete maneras de entender el humor ante siete ideas muy bien narradas desde lo original y bajo la sátira mordaz.

Obras que hablan desde el ego y la competencia que adquiere el actor en su profesión. La esclavitud durante la colonia desde el patetismo del humor: “Yo no sé …tengo ganas de darle con el látigo por negro, por salvaje, por cimarrón…aunque por la noche, es él quién me lo da”. El concepto de fealdad en la mujer y la estética del quirófano como fin en la sociedad actual. La seducción de una pastora cristiana ante su audiencia:  “Hola, me llamo María. Y vengo a predicar la palabra del Señor. Por cierto…usted. Sí. Sí, usted señor. El que está ahí atrás…No me miré así”. Un encuentro entre Frida Kahlo con Marilyn Monroe que permite dilucidar el enamoramiento que tiene la primera por la actriz. Un homenaje a la historia del cine americano a partir de Rick en Casablanca y Lana Turner en El cartero llama dos veces. O una burla perspicaz al poder a partir de la inauguración de un colegio universitario llamado Wifi Chirino por parte de dos jóvenes revolucionarias. 

 

Excelentes las transiciones que abren una obra tras otra . Con una puesta en escena limpia y un ritmo teatral bien dinámico. Sin trampas, para hacer un panorama global de la situación de la Cuba de ayer, la actual y -…de momento- la de siempre desde hace sesenta años.

Impecable estas dos jóvenes estrellas: Andrea y Venecia . Audaces ante el público. Con decenas de registros y detalles interpretativos en sus personajes más inverosímiles. Complementarias en su chirigotas y su comedia. Avispadas y a la vez tranquilas en los cambios escénicos. Actrices que dan dignidad al oficio y a los mentores que las formaron en el ISA. Cierro la cita.

Definición de “cita” en la RAE.

  1. 1. f. Señalamiento, asignación de día, hora y lugar para verse y hablarse dos o más personas. “La enfermera me ha dado cita para mañana”
  2. f. Reunión o encuentro entre dos o más personas, previamente acordado. “Trabajaron mucho en su primera cita”
  3. 3. f. Nota de ley, doctrina, autoridad o cualquier otro texto que se alega para prueba de lo que se dice o refiere.
  4. 4. f. mención.

cita a ciegas

  1. cita que se concierta entre dos personas que no se conocen

Pues bien ¿Por qué la obra es merecida de aplaudir y elogiar como una buena comedia? (Nota. todo el mundo conoce lo detractor que soy de la comedia ligera y barata en Miami). La contestación: Todas las definiciones de esta palabra en el diccionario aparecen en la obra. Todas. Y además añadiré un dato aparentemente estúpido. Pero no lo es.

 

Es una comedia feminista y comprometida con la realidad y la denuncia.

 

Le auguro un gran triunfo a su autora como dramaturga en este género. A mí “La Historia no me absolverá” pero oiremos hablar de Andrea Doimeadios en un futuro si sigue escribiendo así sus piezas desde lo espontáneo, el ascenso narrativo y la investigación. Solo una sugerencia para dar el salto a través del Atlántico: universalízalas siempre que sea posible.

 

Final: “La disfruté y mucho. Y lo digo sin formalidad”; licencia no común del crítico. O si quieren otra pista: palabras encomilladas porqué las pronuncié en el mismo momento que conocí al equipo dentro del camerino. Period. ER

 

© All rights reserved Eduard Reboll
Eduard Reboll Barcelona,(Catalunya)

email: eduard.reboll@gmail.com

Leave a Reply

Translate »