ESCULTURAS DE INCA ZABALA

Técnica, estética y uso del color

Para Zabala, la aventura de la creación inicia en el mismo momento de seleccionar el material del que luego hará aparecer la escultura. En el aserradero, escoge con mirada escrupulosa las piezas de madera que luego moldeará y a las que aplicará los intensos colores policromos que otorgan a las piezas esa particular estética que hacen dudar que estemos realmente frente al tope de madera con que principió la creación.

Utiliza todo tipo de formatos, desde piezas de pequeño tamaño hasta grandes esculturas de cuatro metros. Emplea matices de colores próximos en la escala y colores puros de gran intensidad, preferentemente sobre fondos oscuros y acromáticos.

“Yo no tengo musa. La inspiración no es otra que la misma trayectoria. Un par de obras te llevan a la otra, no has culminado una escultura cuando ya estás pensando en la otra. Es el resultado de una obra con la otra. Es el trabajo constante, la perseverancia”.

En lo que atañe a la experiencia de Inca Zabala como artista en Estados Unidos y Venezuela, a las expectativas de su futura creación y a la confluencia de las diferentes escuelas en su trabajo, declara el maestro de la escultura: “Mi trabajo es una síntesis de todos estos conocimientos ¿Qué era lo que se estaba haciendo? ¿Qué vendrá después? Eso lo dice la misma obra. En la medida en que la trabajas ella va exigiendo. El artista no puede plantearse qué es lo que va a hacer mañana. Es la obra la que te lo exige en la medida en que la trabajas. Te conviertes en un esclavo de ella porque ella te va exigiendo”.

En cuanto a su percepción como artista de la realidad venezolana y la relación directa o indirecta de ésta con su producción creativa, Inca Zabala expresa: “Mi trabajo va más allá de la realidad venezolana y de la realidad de cualquier país porque es un arte universal. Es un arte que trabaja con funciones matemáticas, y las matemáticas no le pertenecen a ningún país, es mundial, de la misma manera en que el color es universal. Yo no me encasillo, el arte es universal”

Inca ZabalaInca Zabala. Nacido en 1950 en El Tigre, estado Anzoátegui,Venezuela. Comienza sus estudios de Bellas Artes en la Escuela de Artes Plásticas Arturo Michelena de Valencia, de la cual se retira en el año 1963. Al año siguiente se traslada a Barcelona donde culmina sus estudios en la Escuela Armando Reverón, luego de lo cual y en busca del encuentro con la filosofía de la Escuela Bauhaus, se dirige a Illinois, donde consigue una maestría en la Escuela del Instituto de Arte de Chicago de los Estados Unidos.

Entre los logros más destacados de su carrera reconoce la Maestría en Bellas Artes, conseguida a fuerza de perseverancia y determinación, por la que se vio enfrentado a un país extraño, con un idioma que no manejaba, y de la que el resultado es eminentemente positivo. En el año 1981 regresa a Venezuela con la finalidad de fundar el Instituto Serigráfico de Oriente, sin embargo y por razones ajenas a la voluntad de Zabala, este proyecto no se concretó. “El planteamiento era que no todos los estudiantes podían ser artesanos y creadores a la vez (…) La idea era formar artesanos que pudieran utilizar esos conocimientos de cinco años en la carrera y que pudieran defenderse en el entorno laboral”.

Leave a Reply