Nagari entrevista a Orlando Rojas

Orlando Rojas

Orlando Rojas.  Cineasta  y Director de Programación y Manager del Teatro Tower del MDC  

“Miami es, aún, una ciudad joven culturalmente hablando…

el proyecto de El Tower ayuda en su maduración.”

Nagari …Este cine,  que pudiéramos suponer de arte y ensayo y que corre en paralelo con menos fortuna de audiencia a lo que podríamos considerar el cine oficial de Hollywood, es hoy una realidad gracias a personas como Ud y a la sala de cine que exitosamente regenta, El Tower . Pero cuéntenos , antes de llegar aquí, tengo entendido que Orlando Rojas fue cineasta en su país con películas tan importantes como  Una novia para David…

Orlando Rojas. Sí. En mi carrera cinematográfica en Cuba, empecé a encontrarme asfixiado. Películas que aparecían premiadas en festivales como el de la Habana,  después no se proyectaban en la Isla. O guiones que salían escogidos y valorados por la crítica quedaban, más tarde, paralizados por la censura y el ICAIC. Mi familia y mis amigos,  como la bailarina Rosario Suárez ( Charín), la cual le estoy acabando un documental biográfico sobre su trayectoria,  residían mayoritariamente en Miami. Y yo empecé a sentir la desilusión, por otra parte generalizada en el medio, de los principios de la Revolución establecidos en sus orígenes. Total,  que comencé a vivir un “insilio”, un neologismo que definiría la vivencia del exilio en tu propio espacio. Y decidí venirme para acá. Saqué una beca Guggenheim y me planteé en el 2003 en la Florida . Al llegar, empecé a buscar trabajo como productor en el medio televisivo,  hasta que conseguí esta posición como programador en el Miami Dade College.

Nagari.¿Cómo nace el proyecto de recuperar El Tower?. ¿Cómo este espacio llega a convertirse en hito de los cinéfilos de esta metrópoli  y adquiere la calidad que ha llegado a obtener?

Orlando Rojas. Al principio El Tower era una sala con varias funciones multi-uso dependientes de un campus; un auténtico “arroz con mango” que decimos los cubanos , hasta que empieza a pertenecer al distrito dentro del departamento de Miami Cultural  Affairs. Antes de que yo llegara, ya era una sala donde se exponían películas del Miami International Film Festival. Mi labor primera fue orientar poco a poco estas dos salas a la promoción del buen cine . Agradezco como periodista que valore la programación…no siempre es comprendida.

Nagari. Si es cierto hay que amar mucho el séptimo arte para entender porqué Walter Salles, Gutiérrez Alea, Del Toro, Trueba, Almodóvar, Alex de la Iglesia… o los grandes del cine europeo  como Haneke, Herzog o Chabrol o incluso del cine americano como los que acuden al festival de Sundance, están entre tu selección ¿Qué objetivos se persiguen como director de programación?

Orlando Rojas.  Principalmente, devolverle al cine lo que el cine siempre fue: su versión original. Un cine para un público mayoritariamente hispano,  donde la gente que tiene el español como propio, acuda a ver buenas películas subtituladas en su lengua vernácula. Empecé también buscando el cine latinoamericano de calidad… pero apenas había distribución de películas independientes en EE.UU . Un cine latino distribuido por una compañía de aquí, sólo le interesa que las obras exhibidas contengan los tópicos manidos de violencia, drogas, o folkclorismo que desvirtúan nuestra cultura. Las películas que en EE. UU se subtitulan en español van para un circuito comercial. Del circuito independiente , como The Sesions, por ejemplo no se subtitulan. Pero las grandes productoras como Disney o Sony se han dado cuenta de esto,  y están cambiando poco a poco. Lincoln de Spielberg o Django de Tarantino son un ejemplo del éxito en cuanto a este aspecto se refiere.

Tower cinema

Nagari…Y el cine europeo

Orlando Rojas. El Tower tiene un compromiso con el cine europeo: el francés de Cannes,  el italiano de Venecia, el festival de Berlin o el mismo de San Sebastian, o el de cine fantástico de Barcelona.  O el proveniente de la antigua Unión Soviética. El cine del Este hoy es muy importante, el cine rumano de Mungiu como muestra. Mi público valora mucho que hayamos traído por ejemplo Amour.  Y ahora estamos en negociaciones para exhibir esta película muda española de Pablo Berger interpretada por Maribel Verdú.  Blancanieves que espero que tenga buena acogida.

Nagari. Háblame de la composición del publico. ¿Viene más a menudo un espectador adulto…o por el contrario el público es mayoritariamente joven?.

Orlando Rojas. El  público en El Tower es principalmente mayor ; de 50 años para arriba que no quiere decir que no acuda gente de otras edades. Los jóvenes y el cine de arte se encuentran, seamos sinceros, enfrentados. Ellos han crecido con las nuevas tecnologías y están acostumbrados a un cine más rápido de edición. El cine de arte y ensayo está bajo un ritmo más pausible, más complejo de estrutura dramática y una pluralidad mayor de personajes. Se intenta a veces desde el mundo académico que los jóvenes vengan, pero no con mucho éxito.  Se le suma ademas que esta ciudad es ….

Nagari..extensa, sin transporte público adecuado, dividida en culturas por barrios ¿No?

Orlando Rojas.  Exacto. Miami es una metrópoli de guetos. Los afroamericanos en Liberty City u Opa Locka, los venezolanos en El Doral, la mayoría de mexicanos en Homestead. Aquí vienen pocos afroamericanos. Miami es una ciudad joven culturalmente hablando. El Tower es un ejemplo de lo que se puede lograr si se trabaja con inteligencia hacia la maduración. Hace un tiempo estrenamos una pelicula del género Bollywood. Pués bien, tenías que ver como la comunidad hindú y pakistaní se paseó por el barrio de la pequeña Habana donde nos escontramos. Aquello fue una experiencia antropológica muy interesante para nosotros y para el barrio. Algo que hubiera tenido que documentarse.

Nagari. Tres preguntas relacionadas entre sí. ¿Hay un cine de Miami…? ¿Hay un cine para Miami…? o… ¿se podría hablar de una generación de cineastas que hayan hecho escuela aquí?

Orlando Rojas. No hay una escuela entendida como movimiento que pueda decirse que esté establecida en  Miami desde el punto de vista cinematográfico.  Lo que a mí me llega de la gente joven, con sinceridad no es programable en general,  que no quiere decir descartable. Pero aún falta mucho, sobre todo en la hora de narrar una historia o equilibrar una interpretación en escena.

Nagari. Cómo institución de divulgación cinematográfica ¿está terminado este el proyecto de El Tower?. ¿Qué queda de tus sueños como director de este espacio?

Orlando Rojas. Pudiéramos decir que el propósito principal del cual, ya hemos hablado a lo largo de la entrevista se está cumpliendo. Personalmente me gustaría convertir este teatro en un sitio para la bohemia. Inaugurar una cafeteria-restaurante con buen nivel gastronómico por ejemplo, una boutique de gadgets y arte cinematográfico, organizar una tertulia literaria y cinéfila al mismo tiempo…. Hacer un centro de documentación. Impartir talleres de guión, fotografía, edición…O simplemente aprovechar el lugar turístico que ofrece la Pequeña Habana para difundir la ciudad con sucintos pases de lo que es en sí nuestro Miami. 

Leave a Reply