EL LIBRO CUBANO EXILIADO. Conferencia dictada por José Raúl Vidal y Franco. Florida International University. Miami, Florida Julio 2105

José Raúl Vidal El Libro Cubano Exiliado

La Narrativa cubana del Exilio.                                                                      

Queridos amigos, Hermanos todos.

Lo mejor de la literatura cubana de los últimos decenios se inicia con la apertura del peor período de nuestra Historia y como consecuencia de ello. Escritores y poetas, los más afortunados, encuentran en el exilio el espacio idóneo para realizar, lejos de ataduras y academicismos estériles, la fundación de un nuevo espíritu de la narrativa cubana. Exploran ante todo la palabra y defiende su esencia con la vocación  que aprendimos del Apóstol.

Hoy, al estar aquí reunidos para rendirle homenaje al Libro Cubano Exiliado, comprendemos mejor que la literatura cubana de las últimas décadas, no sólo ha sido prolifera y rica, sino libre y autentica. La expresión nacional ha trascendido el marco de la isla para adquirir voz propia en ámbito universal.  Mientras el tirano se dedicó a fusilar hombres y libros, los cubanos del  Exilio edificaron la obra monumental que hoy nos convoca. Sí. Somos un pueblo grande, diseminado por el mundo con muchas historias escritas al fragor de las condiciones propias de este Exilio.  Un Exilio que ha hecho una literatura vasta, plena de poesía, cuentos, novelas y de la crítica más aguzada de estos tiempos. La Patria se prolonga en este Libro con la savia del intelecto y la sangre de todos los cubanos. De las Guásimas y de Bahía de Cochinos venimos a gravar en  tinta y  papel, con vida e inteligencia, nuestras experiencias y esfuerzos, nuestros amores y tristezas, nuestros aciertos y desengaños.

La obra que hoy nos acompaña es fruto de un pueblo inteligente y creador. Es una obra libre y espontánea. Y  no se abatirá pese a lo contingente y a cuanto falte por hacer, porque ella es la explicación de lo que somos aunque sus detractores y algunos pusilánimes de espíritu, no vean la luz que tienen delante.

El libro Cubano Exiliado se ha hecho de puro reto por sobre el curso de los años hasta crear una tradición que hoy es parte vital y guía del pueblo cubano. Es un libro intenso y múltiple apegado  a la condición de vivir exiliado o expatriado o desterrado, con todo el alcance de estos términos que le imprimen, dicho sea de paso,  el carácter de imprescindible. Lleva en sí mucho de la Cuba expropiada desde el ’59, sus anhelos y recuerdos, la llegada a los Estados Unidos y la subsecuente diseminación  por América y Europa hasta la fecha. Sabemos que no han faltado incomprensiones —sería iluso negarlas—, pero hoy, con la autoridad de este Libro Cubano Exiliado, podemos hablar despacio y sin prejuicios de nuestra apertura al mundo sin la prepotencia de maniqueísmos ni censuras, sino con la libertad y la responsabilidad que ello implica.

Sí, tenemos una responsabilidad ética y cívica, ante el pueblo y la Historia. La publicación de un libro es mero hecho de imprenta sino lleva en sí una intención estética, ni cumple con su función lúdica o su autor no es consecuente con su obra. No es caso del Libro Cubano Exiliado cuyo sinfronismo — y lo digo con la rigor que Goethe puso en este término— ha sido capaz de conectar  a los cubanos por más de medio siglo, sin importar época, lugar ni edad. Ese es el mayor logro de este Libro: su vínculo entre lectores de distintas épocas y contextos en la muy dolorosa distancia de la Patria,  y en el tiempo.  Se trata  de una coincidencia entre los hombres  dispersada a lo largo de los años que pervive en el vaivén de la Historia como un péndulo que en su movimiento continuo no cesa de recordarnos que la causa de nuestro presente es la misma de nuestro pasado.

La lista de intelectuales y de las obras  que hoy homenajeamos aquí compendia el legado espiritual más importante que pueda otorgársele a un pueblo. Se trata de una literatura caracterizada por su libertad estética, su  espontaneidad y su madurez tanto en los géneros ya consagrados (novela, poesía y ensayo) como en aquellos considerados menores por algunos autores como el cuento, el artículo literario, el diario, las memorias e incluso los libros de viajes.

Por sólo citar unos pocos ejemplos de estos últimos cinco años, me atrevería a nombrar algunas nuevas voces, entre muchas, que han ido haciéndose de un espacio propio:

  • la poesía de Carlos Sotuyo, Las islas de tu cuerpo (2013) o Palabras en la noche (2013), obras plenas del amor enunciado lejos de toda falsedad e hipocresías, desde el oficio solemne y ritual del bardo consecuente con su obra y su vida. Cada página está impregnada de un fuerte sentido vivencial. No las componen el verso etéreo o desencajado sino la ofrenda  y el canto. Todo  pensamiento lleva  juntos la textura de  lo ordinario y  lo extraordinario de la condición humana. Son los versos de un guerrero de la luz.
  • También encontramos las fábulas ilustradas de Jorge Luis Porrata, Qué dijeron los animales (2012). Un libro donde la ilustración define magistralmente la fábula y proponer una versión única en el acercamiento al desarrollo e historia de la persona humana. Un libro esencial.
  • La narrativa exquisita de Daniel Morales, con su novela La casa del sol naciente, (2011) que recoge la experiencia de una generación anulada, en voz y carne, entre los excesos de medio siglo de ordeno y mando; o los cuentos Su rastro breve, (2005), escritos con una prosa ligera y segura, plenos de fantasía y testimonio, trasunto del narrador comprometido.
  • Destaca asimismo, la obra de Diana María Ivizate,  autora de Paisajes de Mujer / Womanlands (Madrid, 2010); La generación Albur. El desafío a la Revolución (Valencia, 2011). Y, uno de sus más importantes versos, recogidos en el poemario Hallar el  Sitio (2008). Diana  escribe una poesía femenina esencial, con unos versos que se extienden y recogen con suavidad, atentos siempre a unas realidades interiores de verdad y fuerza. Es una autora exquisita que nos muestra la poesía desde una poesía que termina salvando, aun sin Hallar el sito definitivo, al poeta y a quienes le acompañan.
  • La Raiz en mi cuerpo, de Laura Yamiilet Porras, un libro que sorprende al lector por esa búsqueda vocacional hacia el encuentro con la memoria y con la isla de su cuerpo, la isla, que al fin y al cabo, todos somos. Un libro cuidado en el lenguaje que exalta el acto mismo de vivir y participar en cada segundo de nuestra vida.

 

  • La edición bilingüe de los poemas de Carlos Manresa, El eterno extranjero, (2011), entre tantos más de estos últimos años.

Todos ellos, junto a los autores aquí expuestos, ensanchan las posibilidades de nuestra literatura para poetizar, pintar  y novelar la realidad que hasta hoy vivimos como pueblo. Al hojear cualquiera de estos libros, encontramos que su mejor aporte es la exigencia y complejidad en la búsqueda de una voz propia para sintetizar en verso o en prosa la visión y experiencia de una literatura libérrima y madura que se nutre continuamente de nuevas voces. Una literatura, que aun en la distancia y el tiempo, no pierde el contacto con sus raíces.

Al asistir a este evento, somos partícipes de la autenticidad del Libro Cubano Exiliado. Aquí están los sueños y desvelos, los amores e ilusiones, las angustias y alegrías que en el curso de varios decenios han logrado una obra notablemente visible y reconocida en la arena internacional. Una obra cercana a la Patria pero lejos del despotismo y la censura que aniquila su  libertad de expresión y pensamiento. Una obra bajo la orientación ética de Jose Martí y Félix Varela, creciente en la hermandad y el deseo de una patria edificada Con todos y para el bien de todos.

Muchas gracias.

José Raúl Vidal y Franco

Miami, Julio 11, 2015

© All rights reserved José Raúl Vidal y Franco

José Martí a la lumbre del zarzal.

5 responses to “EL LIBRO CUBANO EXILIADO. Conferencia dictada por José Raúl Vidal y Franco. Florida International University. Miami, Florida Julio 2105

  1. El valor y el entendimiento de la narrativa cubana de las últimas cinco décadas, no puede apreciarse sin comprender la esencia de su manufactura. José Raúl Vidal y Franco nos expone cómo, la literatura cubana del Exilio, rehecha desde la libertad y la inteligencia de un pueblo, se ha ganado, no el lugar que merece sino el que le corresponden a nivel internacional. Gracias José Raul. Felicidades y éxitos.

  2. Excele imtervension. Felicidades para José Raul Vidal y Franco, Queda dostrado el dominio del tema y la maestría con que lo conduces. Exorto a todos a que lean su libro José Marti: a la lumbre del zarzal.

  3. He difrutado mucho la lectura de tu intevecion.Gracias Jose Raul Vidal por tu derroche de conociento y patriotismo. Ahora, como siempre, la Patria cubana se ilumina con tus palabras tan esperanzadoras. Mientras existan intelectuales como tu, Cuba no esta perdida y su pueblo tendra voz propia. Exitos.

  4. FELICIDADES Jose Raul por tu intervención y conocimiemto. Ahora tengo una mejor visión de nuestra literatura de Exilio, su alcance y dimension. Gracias, hermano.

Leave a Reply