DRAWING EXPLORATION. Galería Miguel Rodez

miguel-rodez

El trazo que explora el dibujo es único. El recorrido lineal por el papel u otros sustentos es una grafía entre meteórica y poética según la intención. Los objetos, lo humano o los sueños adquieren una impronta propia en las narrativas visuales de los dibujantes que, a mi entender no poseen otras técnicas. El lápiz, el acrílico, el pastel o la tinta son herramientas de cincel para un creador de mundos. Limpias. Afiladas. Sutiles. Etéreas. Infantiles o irónicas según la mirada del hacedor.

Permiten leer un alfabeto y descifrar los lenguajes ocultos o abiertos que se exhiben en el papel o la propia tela. Desde el hedor que tienen las pinturas hechas con sangre animal del periodo prehistórico, pasando por la creatividad científica de Da Vinci, el trazo en las figuras de Durero o la propia tragedia en los mundos de Goya, sin descartar toda la corriente lírica japonesa (Hokusai…) la de la corriente del Manga u otros del territorio de la India como Anish Kapoor.

Miguel Rodez ha reunido en esta exposición a Devin Caserta, Yourden Ricardo, Gary Anuez, Fredy Villamil y él mismo, aportando desde la escultura un pieza propia y “dibujada al aire” (Attraction I) que no es más que una conversación de reflejos entre dos planos que se encorvan creando en su interior un rosario de pequeñas geometrías visuales en su pátina según el ángulo de visión donde se observe.

 miguel-rodez2

Sujetos unidos a un modo de “pensar la imagen” que van desde la ilustración de Fredy Villamil creando motivos urbanos como referentes a la aglomeración en la ciudad del momento. O la propia supervivencia a través de los sueños. Evocando la imagen del huidor con su barca mitológica sostenida por aeroplanos…hasta la escenificación, a través de la grafía, de unas chimeneas para denunciar la contaminación de hoy en nuestro planeta Tierra.

 miguel-rodez3

También se evocan desde la potencia visual y la denuncia política dos piezas de Yourden Ricardo que muestran un resumen de lo vivido hoy en su interior como artista. Es decir, saca a la luz las preocupaciones escondidas sobre dos temas en Juggling of power  y aparece la imagen sonriente de Obama rodeado de bocinas al aire mientras sus manos adquieren la forma de un movimiento imparable en un circo. Imagen que curiosamente – aunque en mi parecer ya queda implícita en el concepto de la obra-  aparece en forma de ícono en el lado derecho de la tela. Cuban Style Pushups en cambio es una obra potente, lujuriosa, cabría y desconcertante que provoca el miedo y la pregunta tal como está concebida. La aparición del cerebro “al aire libre” mientras un sujeto hace flexiones en el suelo es de un simbolismo arrollador lleno de esperanza por lo que pasa en la Isla y, al mismo tiempo, descarnada por el plano que ocupa en la composición visual en el cuadro.

Para finalizar la obra de un maestro Gary Anuez que, no por ser única en la galería, implica ausencia de trayectoria en la misma. El Bicho (The bug) desde el libre albedrío que lo doy a mi interpretación, diré que la vivo como una obra de recordatorio. Isleña por la forma que adquiere el animal que me recuerda a la orografía costeña de Cuba bajo esta forma de loro inclinado. Tropical y caribeña por los elementos surgidos de la naturaleza sobre todos en sus ramificaciones y hojas . Algo así como la unión entre el libro infantil de un extraño y la narrativa de un sueño  Con un estilo muy cercano a la línea y composición daliniana, Gary nos da libertad en su discurso para que disfrutemos de este cuento posiblemente escrito desde los pedazos rotos que lleva incorporado en su yo desde el exilio. Nagari

Leave a Reply