DONCELLA IMPRONUNCIABLE Y OTROS POEMAS. Kelly Martínez

Publicado el

Doncella impronunciable

A Toñito

Kore,
el ritmo de tu cuerpo es el ritmo de la tierra,
tuya es la raíz y tuya es la semilla,
granada reverso bajo el sol.

Tuya también la soledad.

Allí está tu madre sollozando sobre el río,
allí está tu madre reclamando tu inocencia,
joven Ofelia diluida en la corriente de la noche,
centro misterioso socavando la estructura del poema:
un niño y una serpiente abrazados en la canasta.
El camino
hoy cubierto de fábricas.

Kore,
tu nombre es un conjuro
impronunciable.

Unpronounceable maiden

To Toñito

Kore,

your body’s rhythm is the rhythm of the earth,
yours is the root and seed,
pomegranate inside out beneath the sun.

Yours as well the loneliness.

There is your mother sobbing on the river,
there is your mother reclaiming your innocence,
young Ophelia diluted in the night’s current,
mysterious center subverting the poem’s structure:
a child and a snake embracing in the basket.
The road
lined with factories today.

Kore,
your name is an unpronounceable
incantation.

 

Moiras

Las mujeres del destierro buscan en retratos
los huesos de sus muertos.

Velan.

Persisten luminosas.

Vuelven incansables al origen,
tercas después del polvo.

Pero atrás quedaron las locas cacerías nocturnas
y en el bosque no hay ciervos
trompetas perros
solo el murmullo de la corriente
las hojas
lento vuelo circular.

Atrás quedaron los jinetes del tiempo.

Moiras

The exiled women search in portraits
for the bones of their dead.

They keep watch.

They remain luminous.

Tirelessly they return to their origin,
stubborn after the dust.

But the crazed nocturnal hunts remained behind
and there are no deer in the forest
no trumpets dogs
only the stream’s murmur
the leaves
in slow circular flight.

Time’s horsemen remained behind.

 

Talismanes

La taza de la abuela, sus prendedores
El largo cabello de mamá a los treinta

El cofre rumano que aún guardo

El sabor de la primera manzana
El sol como una dama roja las estrellas en el patio
El anillo del tabaco que abuelo puso en mi dedo

El cuarto oscuro de mi padre
Hiposulfito de sodio bórax revelador fijador
Esto solo puede ser magia.

Los barcos se anuncian en el puerto
grandes monstruos lejanos
traen leyendas en lenguas que no hablo
Spasiva koniek dobraye utra
ya nye pani mayú.

Huelo hojas de mango que son piel de la memoria

Como los jardines y sus estatuas
me consagro a la humedad
Me resguardo
en el vientre de una isla.

Amulets

Grandmother’s cup, her broaches
Mother’s long hair when she was thirty.

The Rumanian chest I still keep

The taste of the first apple
The sun like a red woman stars in the courtyard
The cigar band Grandfather placed on my finger

My father’s darkroom
Sulfate of sodium borax developer fixer
This could only be magic.

The ships sound in the harbor
great far-off monsters
bringing legends in languages I do not speak
Spasiva koniek dobraye utra
Ya nye pani mayú.

I smell mango leaves that are skins of memory
Like gardens and their statues
I give myself to moisture
I keep myself
in an island’s womb.

Del Poemario Medulla Oblongata del catálogo Yulunkela

© All rights reserved Kelly Martínez

© All rights reserved regarding translations Margaret Randall

© All rights reserved regarding illustrations Ivette Díaz

Kelly Martínez (Cuba, 1980) fue profesora de la Escuela de Artes de la Universidad Central de Venezuela, país donde residió por veinte años y donde también trabajó para varias instituciones culturales. Su obra ha sido incluída en varias antologías, entre las que destaca 100 mujeres contra la violencia de género (Fundavag Editores, 2015) y 102 poetas en Jamming (Oscar Todtmann Editores, 2015). Actualmente vive en Miami, donde se dedica a desarrollar proyectos culturales.

 

Margaret Randall (New York, 1936) es poeta, traductora, fotógrafa, feminista y activista social. Ha vivido largos períodos en América Latina pero. En México fundó la importante revista literaria El Corno Emplumado. Desde su regreso a Estados Unidos ha enseñado en distintas universidades, actualmente dicta talleres de verano en la Universidad de Naropa. Ha publicado más de 100 libros y es considerada una de las representantes de la Generación Beat.

 

Ivette Díaz (Caracas, 1992) es artista visual. Inicia su carrera como diseñadora de producción y ambientadora en cine. Luego de eso, se ha trabajado en distintos proyectos de diseño visual. Ha participado en varias muestras en diferentes ciudades de Venezuela. Actualmente se dedica a la ilustración y la fotografía.

Leave a Reply

Translate »