Del Poemario inédito “mi madre la bruja”. Detman Mirabal Arismendi.

 

I

Mi madre bruja llama

A sus ancestros desdoblando el cuerpo el espíritu la voz

Se convierte en pájaro cuervo en ráfagas de vientos en estar

En varios sitios a la vez moviendo objetos  mientras  observa

 

El futuro ella es

Duende muñeca poseída por el tabaco y el ron

Cuerno de ciervo también es

Y siendo el As de oro de la baraja española sigue siendo mi madre

 

Sabe de mis pasos me protege dentro de un caldero con cenizas de sangre

De zombie haitiano sacrificio de gallos sin espuelas y de una estampita

De santa bárbara bendita tres divinas personas  y la macumba

 

Mi madre se ha desdoblado invocando espíritus.

 

Trayendo muertos  que no conocen nuestra cultura

Ni el idioma vienen de turistas sin un dólar ni visas

Reptando saltando  creando murmullos

Y resuellos molestando a mis ancestros

Haciéndose pasar por ellos sin crear afectos ni un beso de cariño

Sin importarles que deseamos saber el futuro  y ganar

En el juego de las  de carreras de caballos

En la lotería

En casarnos con dote

En vivir en sitios en donde no se salude al vecino por las mañanas

 

Mi madre bruja me llama y no le respondo me hago el dormido

O más tonto

De lo que soy me desdoblo siguiendo el camino trazado

Por ella aunque apenas lo sepa y me disfrace de duende.

 

II

Mis ancestros  vienen en sueños  y hablan mediante la borra

Del café de los caracoles de las entrañas de un gato y del gallo

Y sus voces son dulces  y salvajes en jerigonzas del  antiguo  castellano  hablan

De generalidades jamás y nunca  de negocios ni de tesoros escondidos sólo

Vienen a dar chismes  de ladrones que llegan con armas de fuego a sacrificar

Al prójimo a la sangre de cordero derramada por un  babalao

Y así Llegan los orishas

Vienen también  los chamanes  el pastor evangélico y el sacerdote de mi pueblo

Llega la señora  del mercado  hablando de la jovencita embarazada sin marido llega

 

La jovencita  siendo el cordero de la sangre

Derramada y ya es demasiado tarde para el miedo

Y logro huir  pensando en ser y siendo el animal que desean

 

Sacrificar mis ancestros

Pese a dejarles el camino para que algún día yo vuelva con ellos

Siendo perseguido por aquellos que llegaron

A desear beber mi sangre y quizás

Comer mi piel

 

III

A mi madre la quieren capturar dicen Siempre

Llega  transformada en pájaro cuervo

Animal carroñero Le gritan: ¡ven mañana por sal!

Desde los tejados la invitan a buscar Agua

 

Bendita en las iglesias el viernes santo oyen  rasguños

En las paredes y hablan en voz baja ¡es ella!

¡Es ella!  ¡Es ella! ¡Es ella¡

 

Mientras está dormida viaja  a sitios que jamás

Iré llamándome  y no oigo por mi experiencia

El sonido es la puerta y la llave del camino  que se oye

Tam tam tam tam tam me siguen llamando para que lleve

Un cráneo un hueso de fémur un circulo de sangre de un chivo sacrificado

 

Y no me dejo

Sigo siendo un sordo con conciencia con un ojo que revisa

Las cartas marcadas y los rastros de cenizas que coloco en las mañanas

Al llegar a las casas vecinas a pedir sal

En las tardes y en las noches sólo sal menciono

 

Y nadie me nombra ni dan la sal mientras duermo murmuran

En mi contra sin abrir la boca ni los ojos mientras celebro

El día de los muertos  y mi espíritu visita a la mujer que amo

© All rights reserved Detman Mirabal Arismendi

Detman Mirabal Arismendi. Abogado.  Barcelona, Venezuela . realiza actualmente investigación Doctoral sobre el Matrimonio Homosexual.

Email : detman.mirabal@gmail.com  

Leave a Reply