CUÉNTAME. Autoría y Dirección Eduardo Pardo. Paseo de las Artes.

Publicado el

Presentación de Cortos Teatrales

Autoría y Dirección Eduardo Pardo. Elenco. Adela Romero y Gualberto González. Duración 25 min. País Venezuela. Música original de Jorge Llanos. Producción de Jaime Romero y Eduardo Pardo.

Sinopsis

En una estancia hogareña, una pareja espera el retorno de su hijo a casa. Mientras ocurre, los dos van dirimiendo sobre aspectos de su vida. En ambos discursos surge la relación de cariño que ambos se profesan. Los logros posibles de reconocimiento en el trabajo de su marido. Lo cotidiano… como puede ser la temperatura que tiene el café a la hora de servirlo. La situación política del país en el que viven envuelve este diálogo lleno de lamentaciones y preguntas. Al final, un dato importante no revelado entre ambos, producirá una tragedia en la vida de la madre: su hijo….

Nota: Dejemos el final para el espectador.

Tuve el privilegio de ver esta obra teatral en vivo hace aproximadamente un año. Disfrutar desde la cercanía, todos los registros gloriosos bajo el dolor y pesadumbre que vive esta madrísima madre (Adela Romero) en el Paseo de las Artes. Contemplar las gotas de sudor por el engaño y cinismo que genera este brutal e impecable actor llamado Gualberto González fungiendo de marido y funcionario gubernamental. Pude entender la universalización del tema de su guionista al no citar la patria donde ocurren los hechos con las distintas situaciones sociales que vive el continente latinoamericano hoy.

Pues bien, en el film teatral, el director, hace hincapié en su narrativa visual y opta por intercambiar mayoritariamente primeros planos donde ocurre la acción. Esto ensalza aún más, bajo la luz casi cenital y carcelaria, los rasgos de los personajes. Una simple camisa planchada y su ceremonia para que el último botón del cuello se cierre con el nudo de una corbata, puede extenderse de una manera magistral para mostrar, en paralelo, el relato contenido en una mentira. Eduardo Pardo escenografía lo sucedido en un pequeño comedor de una manera sencilla y figurada. La ventana de un balcón, adopta el papel de tercer personaje cuando en el reflejo de su vidrio, ocurren los sucesos represivos de la calle.

Con una potente banda musical que alterna los momentos álgidos y de duda del libreto, Cuéntame…hace honor, valga la redundancia, a su lema publicitario del cual solo varío su tiempo verbal…

Una historia que se debía contar.

Eduard Reboll

Leave a Reply

Translate »