CUANDO UN LIBRO NOS HABLA DE LIBROS. Celeste Cao

Publicado el

Leer un libro y descubrir que éste a su vez te recomienda otros libros es como encontrar un tesoro dentro de otro tesoro.

 

 

Leer una novela es, de por sí, una experiencia placentera y excitante. Pero más aún lo es leer un libro que nos habla de libros. No es habitual que entre las páginas de una historia encontremos a un autor que no teme en recomendar a otros libros e invitarte a leerlos. Y si a eso le sumamos una bella librería en París, el Río Sena y un protagonista de lo más peculiar y encantador; el combo es perfecto.

 

En un sitio de ensueño, frente a un río que invita a reflexionar y con unos personajes enigmáticos y totalmente entrañables, tiene lugar una historia que hoy quiero recomendar. Se trata de la novela “Sabor a provenza” de la escritora alemana Nina George. Su protagonista es un hombre adulto, Jean Perdu, quien lleva adelante un negocio de lo más peculiar: una farmacia literaria.

 

La autora propone una idea de lo más interesante y original, una farmacia de libros. Un sitio donde en lugar de recetar remedios para molestias físicas, un simpático vendedor receta libros para afecciones del alma. Una librería de lo más cálida y acogedora, montada sobre un barco atado a un muelle, donde las personas acuden en busca de una historia que pueda sanar los dolores del corazón.

 

Mal de amores, soledad, pérdidas y diversos malestares emocionales encuentran en Jean Perdu a una especie de doctor de libros que, con paciencia y un tacto especial, encuentra el libro perfecto para cada cliente.

 

“Los libros protegen de la estupidez. De esperanzas vanas. De hombres equivocados. Revisten de amor, de fuerza, de conocimientos. Son vida desde el interior”.

 

La autora logra envolver desde la primera página con una narración cercana, cálida, muy humana y especialmente sensible. Los personajes de este libro se sienten como amigos a los que se vuelve a ver luego de mucho tiempo, la cercanía con ellos es inevitable y la conección maravillosa. La historia combina a la perfección el drama, el romance y  el humor, acompañando la trama de cierto aire nostálgico y sentimental que te hace devorar cada página.

 

No tiene sentido hablar de la trama, el secreto está en leerla y descubrir uno mismo porque este libro es una pequeña joya. Pero si es importante recalcar la belleza de la historia y explicar el porqué de su magia.

 

“Sabor a provenza” nos dice algo muy importante: los libros tienen el poder de curar. Un libro puede no cambiar la vida de una persona completamente, puede no solucionar los problemas que tiene; pero un libro puede curar y eso es parte de la inexplicable magia que tiene la lectura. Un libro puede hacerte reír cuando hace tiempo que no lo hacías, puede hacerte soltar esas lágrimas retenidas, puede hacerte enojar y sacar eso que tenías guardado, puede darte felicidad y hacerte vivir en tu propia piel la historia de alguien más.

 

Con personajes heridos que se atreven a arriesgarse una vez más y volver a intentarlo, y con un viaje fascinante que termina en medio de la Provenza, entre campos de lavanda, Nina George te invita a disfrutar de una historia que enternece, que se queda guardada y que al terminarla quieres recomendarla a muchos más.

 

Porque aunque en el mundo real no tengamos una farmacia literaria donde nos digan lo que debemos leer en cada momento de la vida, tenemos una infinidad de historias esperando en a ser descubiertas para sanar, para traer alegría y para volverse parte de uno.

 

© All rights reserved Celeste Cao

Celeste Cao. Lectora apasionada y entusiasta. Redactora en el blog literario Un viaje en papel, desde el año 2012. Participante en Convenciones Bloggers de La Feria del libro de Buenos Aires.

twitter: @celescao

Leave a Reply

Translate »