CONTRA VIENTO Y MAREA, CONVERSACIÓN CON EDDY DIAZ SOUSA DIRECTOR TEATRAL.

Publicado el
Eddy Díaz Sousa fotografía de Ulises Regueiro

Cuando uno visita Artefactus teatro o “El teatro del fin del mundo” como también se le conoce, es inevitable sentir su cálida acogida, es un espacio pequeño, lleno de buena energía, en donde ya se han presentado muchas obras teatrales y cuyo motor es el conocido director Eddy Diaz Sousa, con quien tuve una deliciosa conversación en una de las butacas de su teatro.

Eddy es de Jaruco, un pueblo de Cuba es allí donde a los 8 años tuvo su primer contacto con el teatro. Su primer papel lo llevó a cabo en Coppelia, pieza de ballet que fue llevada al teatro donde hace un personaje secundario, un títere de resorte que sale de una caja. Tras esta participación queda como les pasa a muchos, enamorado de las tablas. En la infancia sigue haciendo teatro, incluso incursiona en la danza, luego viaja a la Habana para estudiar y al terminar comienza a formar parte de diversas agrupaciones; en 1991, ya cerca de dejar su país, forma parte de una puesta en escena que marca pauta en el ámbito teatral cubano, esto fue con la agrupación El Público, con una obra que se llamó “Te y Simpatía”, misma que fue dirigida por Carlos Diaz. Al salir de Cuba comienza otra historia.

 

D: Eddy, ¿Qué significa Venezuela en tu vida?

E: Yo llego a Venezuela en 1991. Salí de Cuba porque no me ofrecía la libertad que yo necesitaba para expresarme. En Venezuela formo parte de teatro Tilingo, un grupo teatral, el cual fue uno de los pocos tenía solvencia económica en latino américa, fue fundado por Julio Riera y Clara Rosa Otero Silva. Tilingo tenía un teatro con más o menos de 100 butacas, este estaba ubicado dentro de un parque para niños. Allí me desempeñé como actor, pero también hice asistencia de dirección con la obra “El Pájaro Azul” de Maurice Maeterlinck, la familia de este autor es muy celosa y cuidadosa a la hora de ceder los derechos de la obra, pero Tilingo hacia buen teatro y Clara Rosa Otero Silva logró obtener los derechos de dicha obra.

El Caso de la Luna Julio de la Nuez

D: ¿Siempre tuviste claro que serías director de teatro?

E: La carrera de director para un joven actor es totalmente desconocida, los jóvenes sólo piensan en ser actores porque eso es lo que ven. Yo tendría 15 o 16 años cuando decidí estudiar actuación, pero luego descubro la dirección y en un momento de mi vida se me presenta la oportunidad de estudiar en la Escuela Nacional de Instructores de Arte, allí estudiamos un grupo de jóvenes que seríamos después distribuidos en casas de cultura. Pero desde que trabajé con el grupo Cocorin, más o menos allá por los años 80’s, comienzo sin saber a asumir el rol de director, sumo ideas de montaje a la obra y no propuestas al personaje; creo que cuando empiezas a decir a tus compañeros cómo deberían hacer la escena, comienza a surgir en uno la imagen del director.

 

D: ¿Qué te motiva a venir a Miami?

E: Yo llego a Miami en el 2007, vine nuevamente por una cuestión política que me marca mucho, yo había dejado Cuba en 1991 porque quería más oportunidades como artista, quería poder expresarme con libertad y luego la coyuntura en Venezuela cambia y me veo en la misma situación y ya que mi hermano estaba aquí, vine a Miami.

El Caso de la Luna Julio de la Nuez

D: ¿Cómo encuentras a Miami en el ámbito teatral?

E: Al llegar me encuentro con una ciudad en la cual había poco teatro, sin pensarlo me involucré nuevamente y logro conocer personas de aquel pequeño medio teatral. Yo traje conmigo un blog que hacía en Venezuela, en el cual escribía sobre teatro y literatura; en Miami me convierto en un observador, documento hechos artísticos y me vuelvo también un cuestionador. Ese es el nacimiento de Artefactus, es decir que en sus inicios Artefactus fue un blog. Tengo un material valioso de este blog aun disponible, cifras por año de la cantidad de obras presentadas, autores que fueron representados etc. Cuando me involucré más con el teatro ya no pude seguir con el blog, porque mi mirada critica ya no era tan objetiva, ya no podía emitir juicios de valor sobre otros.

 

D: ¿Cuál es la primera obra que diriges en esta ciudad?

E: Una obra de Pedro Monje Rafuls, “Pase adelante si quiere”, lo trabajé con la actriz cubana Belkis Proenza, quien regresaba a las tablas después de un receso y la obra se presentó en Habanafama. Esa obra fue mi carta de presentación a la ciudad de Miami como director teatral. Luego me presenté en otros espacios teatrales hasta que nace Artefactus.

 

D: ¿Cuándo nace Artefactus Cultural Project?

E: Artefactus nace en el 2014, tiene su sede en Kendall, una ciudad que hasta ese entonces no había tenido este tipo de espacio cultura abierto a la comunidad.

 

D: ¿Kendall no es un lugar donde se vea actividad teatral, no te dio un poco de temor aventurarte a hacer un teatro en esta parte de la ciudad?

E: Sí, claro que tenía temor y tengo (risas) porque no es rentable, en esta zona cuesta atraer al público, hay espectáculos que si convocan y la sala de Artefactus es pequeña y se repleta, pero no siempre es asi. Sin embargo, me da grandes satisfacciones.

Mi Platero AselaTorres

D: ¿Es cierto que Artefactus estuvo en riesgo de desaparecer?

E: Si, es que los espacios de servicio a la comunidad tienen que cumplir ciertos códigos, actualmente hemos logrado hacer las modificaciones, pero sí, estuvimos en riesgo desaparecer.

D: ¿Qué tipo de talleres o proyectos se trabajan en Artefactus además de las obras teatrales?

E: Quiero destacar que no sólo presentamos obras dirigidas por mí, sino que somos una plataforma que da cabida a otros grupos. Hace un tiempo se presentó Antiheroes Project con “El tiempo de las mandarinas”, una pieza fantástica con música en vivo. Definitivamente nos gusta promover el teatro local. Pero también tenemos otros proyectos como Mini Theater que es nuestro proyecto bandera, es un taller de formación integral para niños, en donde los padres son libres de participar con sus hijos. El niño crea su personaje, su vestuario, su maquillaje, contribuye en la creación de la obra y de la escenografía. Es un hermoso proyecto, muy completo que involucra a niños, padres y maestros. Los niños son muy importantes para nosotros, en una ciudad en la que se habla cada vez menos nuestro idioma, los ninos son para nosotros el futuro público que vendrá a ver teatro en español.

Aquí en Artefactus, también se hacen conciertos, exposiciones de arte, de fotografía, presentaciones de libros. Tuvimos por ejemplo una exposición muy interesante de Novarte sobre réplicas de escenografía en tercera dimensión y muchas otras de artistas conocidos y de otros no tan conocidos; Artefactus les sirve de vitrina y eso es algo que también me llena de satisfacción.

 

D: Volviendo a tu lado de director. ¿Me podrías decir si algunos actores trabajan frecuentemente contigo, es decir que tú los consideres de la casa, por decirlo de alguna manera?

E: Sí, hay actores que entienden como uno trabaja, personas que te responden con ética, actores disciplinados, sabes que con ellos vas a llegar a buen puerto y los llamas con frecuencia. Pero hay también una serie de actores que están en la ciudad con los que a mí me gustaría trabajar, pero las distancias hacen que resulte imposible comprometerse con los proyectos de Artefactus. Es muy difícil, muy complicado hacer teatro en esta ciudad y más aún en Kendall.

Mi Platero Asela Torres

D: Eddy, tu eres una persona reconocida en el ambiente teatral y artístico en general, sé que en estos últimos tiempos has sido galardonado en varias ocasiones, cuéntame un poco sobre eso.

Desde el año 2013 que iniciamos este camino, hemos logrado ser invitados al Festival Internacional de la Habana con una obra para niños, luego con “Mi Platero” una hermosa pieza co-escrita con Antonio Orlando Rodríguez fuimos a un festival en Argentina junto con los actores Leandro Peraza y Maribel Barrios, protagonistas de esta pieza; también nos presentamos en el Festival Fuerza Fes, de temática LGTBQ, con la obra “Mal Tiempo y un Poema Sombrío”, ese festival se celebra en Orlando, allí logramos ganar todos los premios , también fuimos al festival del Tercer Amor en Puerto Rico y volvemos a ganar el premio de dirección y el de mejor actor, el cual se le otorgó a Leandro Peraza. Hemos estado en New York, en el Festival de Teatro Hispano donde hemos sido galardonados en dos oportunidades, una con la obra “Mañana, es una palabra”, y tiempo después con “Gas en los Poros” donde Daisy Fontao, gran actriz cubana recibió el premio por mejor actriz. Con estas obras obtuvimos los premios de la Asociación de Cronistas de Espectáculos y de la Asociación de Teatro Independiente, además de otros premios por actuación, dirección entre otros.
Pero más allá de estos premios que nos dan visibilidad, hay una satisfacción muy grande, pues pasamos mucho tiempo de preparación por cada obra, es un trabajo de estudio, análisis, cada trabajo es un producto no sólo del director y de los actores sino también de un grupo de especialistas que trabajan con nosotros y que enriquecen el producto.

 

D: ¿Cómo ha cambiado el mundo teatral desde que llegaste en el 2007?

E: Actualmente hay más agrupaciones, cuando yo llegué eran pocas las agrupaciones que podías encontrar. Con el tiempo fue creciendo, ha sido como una implosión, hay nuevos grupos, actores, directores, escenógrafos, vestuaristas, etc. Han surgido nuevos espacios, se han cerrado otros, pero en general hay una tendencia por mejorar.

Gas en los poros Juan Sesma

Y asi culmino esta casual conversación con Eddy Diaz Sousa, un hombre que siempre esta creando, con una imaginación inagotable y que contra viento y marea, va más allá, superando problemas coyunturales, distancias , dificultes que siempre aparecen en el camino, en él sólo prevalece  el deseo de comunicar, de entregar al público un producto de calidad, limpio, de detalle, cuidado , como todo lo que presenta Eddy Diaz Sousa, el incansable timonel que no para de navegar y que va llevando a su Artefactus cargado de sueños a buen puerto. Estoy segura de que Eddy Diaz Sousa y su Artefactus serán parte importante de la historia del teatro en Miami y actualmente nosotros como público se lo agradecemos profundamente.

© All rights reserved Dotty Vásquez Mantero

Dotty Vásquez Mantero nace en Lima, Perú en 1967. Estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Lima y fue profesora de Lenguaje Cinematográfico y Guión. En la actualidad ejerce como formadora, periodista y escritora de literatura infantil en la ciudad de Miami.

Dottyvasquez@gmail.com

Comments

CONTRA VIENTO Y MAREA, CONVERSACIÓN CON EDDY DIAZ SOUSA DIRECTOR TEATRAL.

  1. Genial y necesaria entrevista a unos de los grandes de esta ciudad en el mundo teatral. Gracias

Leave a Reply

Translate »