LA MATERIA DE LA PROXIMIDAD: «Chinatown a toda hora y otros poemas», de Andrea Cote Botero. Elidio La Torre Lagares

Afuera, la tierra quemada de sed no tiene color con el cual presumir de vida. El cielo de peltre cuela el viento como una cafetera. Hay un puerto calcinado, digo cuando pienso en mi país, cuyo nombre, hoy, padece de antilogía. Mi gata premia la tristeza que se ve desde mi ventana y me trae … Continuar

LA REALIZACIÓN DE LAS EMOCIONES: Perdíamos la gracia y el verano, de Jonatán Reyes. Elidio La Torre Lagares

Nunca seremos tan libres como en ese momento en que lo hemos perdido todo. Lo dijo Tyler Durden, ratero de Derridá. Así enunciado, el ser y el estar pueden convertirse en cosa terrible. La clásica dicotomía fenomenológica entre la conciencia y el mundo. La nada se la juega en la noche, y no es un … Continuar

A punta de hueso: sobre “Mi novia preferida fue un bulldog francés”, de Legna Rodríguez Iglesias. Elidio La Torre Lagares

No hay escritor sin riesgo. No hay mayor depravación que la de romper lo que ya no puede componerse cuando en el fondo del mar hay un Samsung Galaxy vibrando. Lo digo así, con una mansa violencia que levita al decirse. No hay de otra, diríamos en Puerto Rico. Al leer Mi novia preferida fue … Continuar

OBITUARIO PARA UNA TIERRA BALDÍA. Elidio La Torre Lagares

OBITUARIO PARA UNA TIERRA BALDÍA. Elidio La Torre Lagares El asunto es que el cadáver, como en el poema de Vallejo, ahí sigue muriendo. Ayer. Hoy. Mañana. Así lo vio el reverendo, el reverendo Pietri. Pedro. La piedra. En su militancia -en su poetancia- supo siempre quién era el enemigo. Esperando por el jardín del … Continuar

MAÑA DE GORGONA: CANNIBAL, DE SAFIYA SINCLAIR. Elidio La Torre Lagares

No tengas miedo, le dice Calibán a Stefano en La Tempestad, la historia que, como la isla que conquista Próspero, está llena de ruidos, sonidos y aires dulces, que dan deleite y no dañan. Calibán es el monstruo. El infrahumano. El caribeño. El caníbal. Fagocita gente como al aire. A veces, mil instrumentos vibrantes zumbarán … Continuar

LA PROFUNDIDAD DE LA GRIETA: NATALIA LITVINOVA. Elidio La Torre Lagares

Una grieta supone un surco de disidencia. Rompe lo que de otra manera es uniforme. En su afasia, la grieta evoca la imperfecta belleza de lo desigual y no puede ser dicho de otra manera que no sea en poesía, su propia suspensión de incredulidad. La grieta alude a la fractura, la división, abrirse en … Continuar

ENSAYO PARA SOBRELLEVAR EL DOLOR, SEGÚN MAX PORTER. Elidio La Torre Lagares

Cuervo llega a la casa, toca a la puerta y se presenta. Le recibe un hombre visiblemente abatido, afectado por alguna aflicción que Cuervo conoce. La casa, en su desorden, evoca un vacío. El hombre cree que se trata de un asalto y piensa en sus dos niños, que duermen en el cuarto de arriba. … Continuar

ÉTICA PARA AFRONTAR EL DETERIORO: SOBRE LÁSER, DE SAMUEL MEDINA. Elidio La Torre Lagares

Si la poesía no fuera impostura, sería verdadera. Decirnos a plazos, que es como decir a versos, es una manera resoluta de escribirnos a pasos deteriorados. Las palabras nunca van a poder contenernos en esas elaboraciones semánticas que por densas a veces se hacen impenetrables, y por ende, invisibles. No hay mayor duda que la … Continuar

Translate »