BIENVENIDO AL PAÍS DE LAS MARAVILAS. Obra Plástica de Rafael López Ramos. Janet Batet

Publicado el

De esta forma el mundo pierde momentáneamente su profundidad y amenaza convertirse en una piel brillante, una ilusión estereoscópica, una avalancha de imágenes fílmicas sin densidad. Pero, ¿es estonces una experiencia terrorífica o estimulante?

Fredric Jameson. El posmodernismo o la lógica cultural del capitalismo tardío.

Ya no es una sorpresa. Ya no somos esa criatura renacentista situada en medio del mundo y dueña de su destino. Ese hipotético ser se ha escapado. Vivimos perseguidos por espejismos culturales que dictan nuestros sueños, deseos y quimeras. Asustados por el sentido de lo final, hemos sido abandonados a nosotros mismos y aquí estamos, cómodamente sentados al borde del abismo, viviendo en pos de la pantalla plana de última generación. Sin embargo, todavía se puede sentir, profundamente arraigada en nuestro interior, esa nada que nos recuerda que alguna vez tuvimos vida.

Rafael López-Ramos (Cuba, 1962) siempre ha estado interesado en la deconstrucción de la falacia ideológica oculta tras la virulenta estrategia del “pan y circo”, tan cara a las sociedades occidentales. Su actual serie Wonderland se apropia de iconografías procedentes del mundo de la publicidad que el artista entreteje en exuberantes palimpsestos de significado.

La recurrencia a la figura femenina en esta serie es crucial. Haciéndose eco de la larga tradición de la mujer como objeto de deseo, tanto en las Bellas Artes como en la industria del entretenimiento, López-Ramos crea un interesante contrapunto entre la alta cultura y la de masas. Estas engañosas Madonnas, la mayoría de ellas en medio del éxtasis y suspendidas sobre fondos abstracto-expresionistas, nos invitan a rendirnos a un dudoso mundo de placeres fáciles.

En Wonderland, no hay jerarquías. Los objetos más inocuos –iconos de nuestra vida diaria- conviven con héroes, políticos, y dragones legendarios, entre otros, todos ellos amalgamados en un pastiche exuberante que encarna nuestra sociedad contemporánea. Esta idea se ve reforzada por el uso del collage y la incorporación de objetos encontrados (en su mayoría envases y etiquetas de bienes de consumo) que actúan como un detonante lúdico.

La ironía y el kitsch son los dos principales recursos que provocan el pensamiento en esta serie. La burlona aproximación de López-Ramos, está profundamente arraigada en el extendido sentimiento de decepción y decadencia que la gente común experimenta en nuestro mundo globalizado, donde la confianza y el sentido de futuro devienen una ilusión.

Janet Batet

Publicado en Nagari #3 Ceci’nest pas Mexique

R Lopez RamosRafael López-Ramos, Cuba, 1962. Artista visual, graduado de la Academia San Alejandro, La Habana, 1985. Sus más recientes exposiciones, personal y colectiva, son Wonderland, 17 Frost Art Space, New York, 2012, y Stealing Base, The 8th Floor, New York, 2013. www.lopezramos.info

Leave a Reply

Translate »