ALUNA ART FOUNDATION Y SU NUEVO ESPACIO PARA LAS ARTES VISUALES EN MIAMI

aluna artfoundation

La revista Nagari da la bienvenida y el apoyo a la nueva sede Aluna Art Foundation ubicada en el corazón de La Pequeña Habana. Adriana Herrera y Willy Castellanos auspician esta institución que ha sido un modelo a la hora de ofrecer una mirada disímil y particular de lo que es el arte en estos momentos a día de hoy. Atrayendo cualquier propuesta o innovación estética de cualquier parte del planeta.

Pasada ya la primera década del siglo XXI y en plena mitad de la segunda, los lenguajes se amplifican, corren como ríos entre los medios y se hacen entre cotidianos o secretos a través de las redes o en pequeños y singulares espacios como éste. Las lecturas cada vez son más híbridas, más públicas…pero íntimas a la vez.

Empezaron con una exposición desde el interior propiamente dicho de lo que es, en sí, el alma pública de estos curadores. De lo espiritual en el arte  “…una aspiración humana en principio imposible: dar una forma a lo que carece de ésta. Representar lo irrepresentable. Lo que las hace valiosas es la invención de lenguajes que en diversos modos traen, a los sentidos y al pensamiento, el diálogo con lo invisible…el intento de contener en una dimensión visual la relación del ser con la trascendencia…”. Ahí entre otros creadores visuales estaban Lili(ana) Heriberto Mora, Andrés Michelena, Raimundo Travieso…Angie Keller.

Y del arte más místico o personal  a un arte directo. Un arte de protesta silenciosa. Muy a lo que vivió el arte en las dictaduras de los años sesenta en Latinoamérica o incluso en España y Grecia por aquella época. Punzante en su mensaje. Lleno de cadenas u ovejitas en una maleta para hablar de la alienación. Clavos en la planta del pie. Barras de hierro por serrar. Cerrojos por abrir. Soledad de individuo-acorralado. Hierba cortada para abrir pasos. Incluso una serie terrorífica de platas de aluminio llenas de nada y luz tenue carcelaria y arregladas como un ejército muerto en un comedor. En fin… denuncia social y política. Aquel oxímoron tan clásico y manido en el arte, pero vivo hoy y obligado a decirlo en la obra de este cubano llamado Ángel Delgado.

Duele decirlo… pero aún hay gritos desde el silencio.

Un silencio íntimo de alguien que es capaz, posiblemente, de identificarse con una cita del autor de los Tres tristes tigres que yo he sonsacado del blog de Ernesto Calvo en su cabecera “Cuba no existe ya para mí más que en el recuerdo o los sueños, y las pesadillas. La otra Cuba, aún la del futuro, es un sueño que salió mal”. Guillermo Cabrera Infante. Mea Cuba.

Junto a él, una obra gráfica de varios dibujantes y creadores de distintas partes del mundo que han sufrido, o como mínimo han denunciado,  la falta de libertad de expresión en cualquier medio Parrhesiastes . Una serie muy conmovedora sobre el horror y la represión que pueden provocar ciertos estados  y gobiernos con sus ciudadanos. O incluso, sean de origen religioso o por ideología política o criminal los grupos terroristas contra la sociedad civil. Nagari

Leave a Reply